loader image
GAMA PAINTING SOLUTIONS SA DE CV

Preguntas Frecuentes

CAUSAS:
a) Repintado sobre un acabado que no ha secado o curado lo suficiente.
b) Limpieza inadecuada de la superficie a pintar.

SOLUCIÓNES:
Remover todas las áreas defectuosas y repintar.

¿Cómo quitar el ojo de pescado en la pintura?
CAUSAS: a) Limpieza deficiente de la superficie a pintar, la cual pudiera hacer residuos de silicones, cera, aceite, grasa, jabón, etc. SOLUCIÓNES: Limpiar perfectamente con solvente la superficie contaminada, lavar con agua tibia, secar con trapo limpio y repintar.

CAUSAS:
a) En la película, ocurre por una pintura de mala calidad.
b) Envejecimiento normal de la película de la pintura.
c) Uso de aditivos y/o solventes incompatibles o de mala calidad.

SOLUCIÓNES:
Lijar y pintar el área defectuosa, repintar, mezclando bien la pintura y utilizando los solventes y/o aditivos recomendados por el fabricante.

CAUSAS:
a) En la película, ocurre por pintura de mala calidad.
b) Condensación de humedad en la película, en días lluviosos o de gran humedad.
c) Humedad proveniente de una de las líneas de aire.

SOLUCIÓNES:
Utilizar de un 10% a un 20% de retardador. Aplicar la pintura cuando existan buenas condiciones de tiempo.

CAUSAS:
a) Reductores o thinners que evaporan demasiado rápido en ambientes calientes o húmedos.
b) Condensación de humedad en la película, en días lluviosos o de gran humedad.
c) Humedad proveniente de una de las líneas de aire.

SOLUCIÓNES:
Cheque el compresor y la línea de aire para asegurarse de que no hay agua o aceite. Limpie perfectamente la superficie a pintar. Nota: Aplique manos delgadas con suficiente tiempo de secado entre ellas permita a los solventes evaporarse antes de aplicar o someter al calor.

CAUSAS:
a) Humedad o aceite en las líneas de aire o regulador.
b) Superficie con limpieza inadecuada.
c) Uso de reductor no recomendado.

SOLUCIÓNES:
Purgue la línea de aire y compresor, quitando el agua del regulador varia veces durante el día. Evite aplicar manos gruesas de primarios o acabados, permitiendo el secado entre ellas, utilice los reductores recomendados por el fabricante.

CAUSAS:
a) Películas de pintura quebradiza que tienen poca adhesión del primario al metal entre capas.
b) Limpieza inadecuada de la superficie.
c) Incompatibilidad entre el acabado viejo y el nuevo.

SOLUCIÓNES: Asegúrese de que la superficie está debidamente limpia, pinte el área defectuosa, usando acabados de buena calidad del mismo color y material, acabado original.

CAUSAS:
a) Presión de aire generalmente baja.
b) Reducción inadecuada de la pintura o uso de reductores no recomendados.
c) Aplicación en ambientes donde hay demasiado aire, altas temperaturas o sobre superficies calientes.

SOLUCIÓNES:
Ajustar la presión del aire adecuadamente. Aplique con la pistola a distancia de 15 a 20 cm. Utilice un reductor más lento. Aplique a una temperatura ambiente de 18°C a 30°C, según el daño líjese y repinte.

CAUSAS:
a) Aplicación muy cerca de la superficie, pintura muy espesa o pintura muy delgada.
b) Reductores de secado lento.
c) Tiempo de secado insuficiente entre mano y mano.

SOLUCIÓNES:
Una vez que la pintura esté bien seca, lije hasta emparejar la chorreadura, limpiar y repintar.

CAUSAS:
a) Exposición del acabado al sol sin estar completamente seco.
b) Capas de pintura muy gruesas.
c) Pintura fresca que se calienta a temperaturas muy altas.

SOLUCIÓNES:
Evite aplicar al rayo del sol, permita que la pintura seque perfectamente antes de exponer al sol. Lije las áreas defectuosas, limpie y repinte.

CAUSAS:
a) Humedad o ambiente húmedo causado por agua, lluvia, etc., sobre el acabado fresco.
b) Superficie con aceite, grasa o cera.

SOLUCIÓNES:
Las manchas pequeñas pueden limpiase ligeramente con un trapo limpio y pulirse. En casos drásticos, el área debe repintarse. Limpie la superficie perfectamente.

CAUSAS:
a) Aplicación sobre acabado cuyos pigmentos salen sobre el acabado que se está aplicando.
b) Limpieza inadecuada del equipo de aplicación que puede contener un material tipo sangrante utilizado recientemente.

SOLUCIÓNES:
Pruebe los marrones mediante una aplicación en blanco, con lo cual aparecerá una decoloración en pocos minutos, en caso de que el acabado sea de tipo sangrante. Se puede aplicar un sellador.

CAUSAS:
a) Repintado sobre pintura que presenta cuarteaduras.
b) Repintar sobre una pintura vieja sometida a temperaturas extremas ya sea frio o calor.

SOLUCIÓNES:
Remover todas las áreas cuarteadas. Permitir suficiente tiempo de secado entre mano y mano. Aplicar manos medianas en vez de gruesas. Utilizar materiales y solventes de buena calidad.

Abrir chat